Ayuda sobre el monotributo

Toda la información sobre cómo darte de alta y hacer operaciones como monotributista.

¿Qué es el monotributo?

El monotributo unifica el componente impositivo -IVA y Ganancias- y el componente previsional -aportes jubilatorios y obra social- en una única cuota mensual, haciendo más simple y ágil cumplir con tus obligaciones. Se deben cumplir con determinados valores de parámetros como facturación anual, superficie de locales, energía eléctrica consumida y el monto de alquiler del local/es.

¿Qué ventajas obtengo como monotributista?

Simplificación impositiva

Con una cuota fija mensual cubrís el pago de tus obligaciones impositivas y de seguridad social.

Múltiples canales de pago

Podés pagar con transferencia electrónica, débito automático en cuenta o tarjeta de crédito, a través de cajero automático, entre otras opciones.

Incentivo al cumplimiento

Si cumplís en tiempo y forma con el pago mensual durante un año calendario con débito automático o tarjeta de crédito, te reintegramos el importe del componente impositivo de un pago mensual.

¿Yo puedo ser monotributista?

Podés ser monotributista si:

  • Vendés productos (cosas muebles) o prestás servicios.
  • Formás parte de una sucesión indivisa que continúa realizando la actividad de una persona física fallecida (la persona tiene que haber sido monotributista al momento de fallecer). Hasta que finalice el mes en que se dicte la declaratoria de herederos o se declare la validez del testamento que verifique la misma finalidad o se cumpla un año dese el fallecimiento del causante, lo que suceda primero.
  • Integrás una cooperativa de trabajo.

No podés ser monotributista si:

  • Realizás más de 3 actividades simultáneas o tenés más de 3 locales.
  • Realizás importaciones de bienes.
  • Vendés productos a más de $19.269,14 cada uno.

En estos casos tenés que inscribirte en el Régimen General.

¿Cuáles son las exigencias de la AFIP?

  • Si vendés productos tus ingresos brutos anuales no pueden superar los $1.344.065,86.
  • Si prestás servicios tus ingresos brutos anuales no pueden superar los $896.043,90.
  • Si vendés productos, el precio máximo por unidad no puede superar los $19.269,14.
  • No tenés que haber realizado importaciones en los últimos 12 meses.

Si no cumplís estas exigencias te corresponde la inscripción al Régimen General.

Otros tipos de monotributo

Si sos un trabajador independiente, tu actividad es la única fuente de ingresos y no tenés local o establecimiento, podés acceder al Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente. Este régimen te permite pagar el 5% del monto total de las operaciones facturadas durante el mes anterior y el monto que pagás queda registrado como pago a cuenta de tu jubilación. Para inscribirte como Trabajador Independiente Promovido tenés que comenzar a hacer el alta en este sitio. Podés ver los pasos a seguir en la opción “¿Cómo me doy de alta?”.

Si estás dado de alta en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social, existe el Monotributo Social, habilitado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, donde debés realizar tu alta. Si bien no es un trámite que se realice en AFIP, te damos la opción de reimprimir tu credencial y de consultar la información que tenemos disponible acerca de este régimen especial.

Régimen Simplificado Especial

Si sos un pequeño productor agrícola podrás adherirte al Régimen Simplificado Especial, siempre que tu actividad principal recaigan exclusivamente en el cultivo de tabaco; caña de azúcar; yerba mate; te y otras hojas que se utilizan para preparar infusiones. Se entenderá por actividad principal, la que represente respecto del total de ingresos brutos obtenidos en los 12 meses calendarios inmediatos anteriores a la fecha de adhesión o recategorización, como mínimo el 80% de los ingresos brutos totales obtenidos en el mismo período. La actividad económica por la cual el pequeño productor agrícola se adhiere al Régimen Simplificado Especial debe ser su única fuente de ingresos, exceptuando los ingresos provenientes de asignaciones familiares; jubilaciones; pensiones por fallecimiento; pensiones no contributivas y/o programas de inclusión social que hayan sido otorgados por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social. Este régimen te exime de pagar el impuesto integrado, debiendo abonar únicamente las cotizaciones previsionales previstas correspondientes disminuidas en un 50 % por todas las actividades. Tratándose de un pequeño productor que reviste el carácter de jubilado, sea por la Ley 24.241 o por un beneficio obtenido por leyes provinciales con posterioridad al 15 de julio de 1994, siempre que el régimen provincial integre el Sistema de Reciprocidad Jubilatoria, la cotización con destino al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) será la correspondiente a la categoría A, reducida en un 50%.

Quienes se encuentren adheridos al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes, inscriptos en el Registro Nacional de Efectores de Desarrollo Local y Economía Social del Ministerio de Salud y Desarrollo Social y los comprendidos en el Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente, que al 1° de enero de 2019, hubiesen declarado como actividad principal alguna de las previstas en el párrafo anterior, podrán, hasta el 31 de marzo de 2019, adherir en forma retroactiva desde la fecha aludida en primer término al Régimen Simplificado Especial.

Podes adherirte al Régimen Simplificado Especial, desde el portal, opción “Pequeño Productor” o desde tu dispositivo móvil mediante la aplicación “Monotributo”.